Diario de mi locura

Y sumida en el vacío del desaliento, sumergida en el mar de la incertidumbre que ahoga mi sentir, me despierto en la noche oscura en busca de un encuentro que calme este sentir aturdido, absurdo, enloquecido… y sólo me queda escribir. Nada más que escribir, nada menos que explicar lo que siento, sea lo que sea porque al final, todo son palabras. Alientos del alma.

¿Cómo hago después de haber hecho todo cuanto sé y de la mejor manera que sé y el resultado es vacío? Es como si todo este tiempo de entrenamiento hubiera sido en vano y sólo fuera tiempo transcurrido en el reloj de mi existir. Algo profundo, íntimo, en eco me dice que por supuesto no es así. Será digo yo, más con el agua al cuello, no encuentro ninguna solución. Me siento vacía, enloquecida porque no tengo camino a seguir. El camino soy yo. Nada queda ya afuera. Sólo yo.

Es una locura. No se por donde seguir. Todo es demasiado grande, demasiado lejos, demasiado para mí. Estoy perdida, sin encuentro. Sólo perdida, aturdida. Vacía.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s