Soltar aire para respirar el vivir

Hay una fuerza interna que impulsa el vivir. Es como el epicentro del árbol milenario que lo mantiene presente, danzante y firme.

La vida pulsa como mecanismo de autoprotección para que el objetivo del vivir se dé sin egocéntrica aprobación, que por creerse el centro de todo cuanto existe, se olvida que el pacto del vivir se dio mucho antes del nacer, cuando el vivir es un pacto de amor.

Insisto en el encuentro afectivo con la vida, y me pregunto ¿por qué resulta tan recurrentemente confuso? Me pierdo con más facilidad de la que me gustaría, pero no me queda más que aceptarlo y volver a insistir guiada por la certeza de que no hay más camino que el que ando.

Ayer circulaba con mi coche por una carretera principal. Era temprano en la mañana y casi no habían tránsito, por lo que me permití ir relajada a velocidad de crucero, disfrutando del paisaje y del pasear. Delante apareció un coche antiguo, negro, de los años cincuenta (Mercedes 220 he sabido después). Circulaba por la derecha a 80km/h. Me mantuve detrás de él observando la belleza de su forma redonda, sus ruedas estrechas, sus cromados. Era un coche bien cuidado. Dentro iban dos pasajeros, un hombre conduciendo y una mujer a su lado. Me parecieron jóvenes desde la visión de atrás pero sentía curiosidad y los adelanté despacio, a poca más velocidad de la que ellos circulaban. Tuve tiempo de ver que eran una pareja de personas mayores (¿quizás 70 años?) conversando y mi imaginación se disparó.

El tiempo, pensé. Vivir al compás del tiempo, respirar los momentos, conversar… vivir otra manera el convivir donde la prisa no existe y todo transcurre al son del hacer y el estar. Recordé mis prisas de antes, cuando no sabía comunicar lo que pensaba y gritaba o refunfuñaba porque la vida me parecía injusta, cuando me disgustaba el hacer de los demás porque mi hacer era la única verdad, cuando luchaba por vivir y ser amada. Me entristecí al recordar que tomé decisiones desde el resentimiento, y pensé que hoy, con todo lo vivido, lo haría de otra manera, probablemente mejor que antes porque la vida enseña, siempre enseña aunque tardemos en reconocerlo.

El río de la vida corre sin parar y no hay como volver atrás para reeditar lo vivido, pero sí podemos usar lo aprendido para no repetir errores que desgastan y pueden llevarnos a sucumbir, a tirar la toalla, a olvidar lo que de verdad importa.

Hoy comprendo que la verdad de una vida es una semilla que crece impulsada por el vivir y que si bien es cierto que todo cuanto he vivido ha sido mi verdad, la que he ido tejiendo a fuerza de errores y aciertos, de hacer y deshacer, hay una Verdad universal que no debe ocultarse más porque produce un intenso dolor del vivir. Y cedemos ante tanto ocultar lo que es natural, morimos en el intento de vivir tras el velo de lo oculto creyendo vivir la verdad, y eso es un vivir que duele, que mata.

La vida no es doler pero eso lo aprendemos gracias al dolor. Ahora ya no tiene sentido aprender así. Es demasiado sufrido, cansado, agotado. Vivir ya no tiene porque ser lucha. El vivir es fluir y ese es mi legado, que lo hago lo mejor que puedo y que es mi intención transmitirlo a todos los seres que amo, para que los están viniendo, los que ya están aquí y los que vendrán, vivan en paz, siendo.

La lucha no es un camino, el camino es caminar, a veces mirando el suelo, otras escuchando el canto de las aves, el susurrar del viento, también hay que para a reposar, pero nunca nunca dejar de respirar. Vivimos sin respirar, reteniendo el aire que nos robaron en el primer llanto del nacer. Respira, deja que el viento penetre los sentidos e inunde tus cavidades nasales con el maná de la vida. Llena tu ser de totalidad, reten y suelta lo que ya no sirve. La vida se encarga de reciclar. Llena y suelta, llena y suelta. Llena y vuelve a soltar para volver a llenar y soltar en la espiral de vida.

Vive.

3 comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s