Qué hacer con el engaño

Primero ubicarlo, reconocerlo, saber que forma parte de la película cósmica de la vida y que su función es la experiencia de vivir y aprender a regentar la Tierra como en el Cielo. Éste es el propósito de la existencia humana. El engaño permite que encarnemos en esta escuela de Magia donde hay que descubrir la Verdad; de ahí la importancia de reconocer el engaño.

Si hemos reconocido el engaño, es que sabemos que sólo existe Dios, la Única Substancia. Si Yo Soy Eso y todo me pertenece porque no hay nada aparte de Mí, la locura a la que el humano sucumbe es vista pero no Es; forma parte de la Ignorancia o Átomo (según los antiguos rishis de la India). Para transmutarla, lo único que se me ocurre es no darle crédito pues en si misma sólo existe en la rueda de Samsara, el ciclo de reencarnaciones basadas en el Karma que es la ley en la que se identifica el ser mortal, que no deja de ser una ilusión pues somos inmortales.

Si no le doy crédito no existe, aunque el pensamiento persista en presentártelo una y otra vez. Tu ya sabes que no lo quieres, por tanto dejas de fijarte en él y acreditas sólo lo que realmente te interesa en tu vida: buenas compañías que nutran tu ser, alimentación saludable, acciones correctas, voluntad para que todo lo bueno se de, meditación y ocuparse de no distraerse con lo que nos aparta de Dios, pues El es lo Único que existe. Esto quiere decir que si algo no entendemos de Dios, hay que investigar -dentro y fuera- porqué es así y encontrar la manera de conocerle íntimamente para reconocernos qué somos y asumir nuestro verdadero papel: hacer el Cielo en la Tierra.

Siento que aquí, llegado este momento en el que reconocemos el engaño, nos cabe acudir a la Gran Madre, la que con su Amor, permanece eternamente preñada de Hijas e Hijos del Amor. Sólo el Amor puede soportar y sostener todo esto; el verdadero Amor; de ahí que debamos pasar por la ilusión perversa del engaño, para reconocer que eso no es el Amor eterno, sino sólo el amor que exige la pleitesía del poder sobre tí para autosatisfacerse como si fuera Dios siendo Lucifer, el Ángel más avanzado de la corte angélica que con la misión de coordinar el engaño para que se diera la encarnación humana, empezó a olvidarse de Dios y en ese olvido, lo substituyó por Sí-mismo pues había que tener un Dios que todo lo Es. Así, el Sí-mismo, substituyó al eternamente amoroso y creó su propio imperio de oscuridad como reflejo de la distorsionada imagen y semejanza de Dios, con el libre albedrío.

Qué hace Dios ante tal panorama? Lo contempla y lo Ama en quietud y silencio, sabiendo que todo volverá a su lugar porque no hay nada más que Uno. Las aventuras que el humano quiera vivir, están en función de su voluntad de acción. Cuando se canse de sufrir, reconocerá el camino de regreso al hogar. Es inevitable.

¿Cómo resistirlo desde la propia humanidad, cuando es observado todo este juego? Manteniendo la mirada fija en el alma, practicando los ejercicios adecuados para que así sea y conseguir la liberación con el propósito de servir a Dios. ¿Cómo?. Siendo el mensaje viviente del Consolador prometido por Jesús: el Cristo que nos habita.

¿Qué hizo Cristo? Cumplir las escrituras al pie de la letra sin desviarse ni un ápice de la Verdad. Cumplió todo lo escrito, todo, y lo consiguió siendo fiel a la Verdad. ¿Cuál es la Verdad?. La Única Verdad es Dios, la Unidad. Para que se dé, hay que percibirlo todo desde el único punto de visión verdadera: el Alma. La oscuridad querrá nublarte la visión, colocará pantallas de engaño, de memorias arquetípicas, de sueños; hará lo que sea para poseerte para sí, hará lo inimaginable para conseguirte. Mientras permanezcas firme en la batalla (Bhagavad Guita), las aguas del Mar Muerto se abrirán para dejarte paso y entrar en el Paraíso Interior. Allí te nutrirás de todo lo necesario para que se cumpla el mandato superior del Cielo en la Tierra.

La oscuridad te hará creer que te estás volviendo loca. Esa es su herramienta más mortal porque implica percibir el desamor que provoca en las mentes de los que se dejan atrapar por sus garras mortales; y digo mortales porque se nutre de la muerte repleta de pensamientos, sueños, deseos, apegos no resueltos que impulsan al ser a volver una y otra vez al ciclo de reencarnaciones, pero Tú Eres Inmortal, aquí en la Tierra como en el Cielo. No lo olvides.

Todo lo que escribes en el libro de la vida podrá ser utilizado en tu contra, como ocurrió con la quema de las Brujas, con los sabios que iban en contra del Oscurantismo de la Inquisición. No debes sucumbir ante las adversidades porque de ello depende la victoria.

Mantente firme como lo hizo JesuCristo y todos los Avatares de la humanidad. No desistieron, no renunciaron a la Verdad a pesar de ser vilipendiados, asesinados brutalmente, quemados, decapitados, torturados. Nada puede doblegar el alma, así que la salvación es identificarse en lo Único que Eres: Alma Inmortal. Todo lo demás se da por añadidura.

Ten el coraje de pasar el mensaje, de difundirlo con todos tus actos y con todos tus recursos. Tienes las bendiciones de todos nosotros. Sigue tu camino trazado desde las estrellas. No hay obstáculos que no se puedan vencer con el Amor Divino, Eterno e Inmutable.

Que así sea.

Amor y Servicio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s