amor

El bienamar de las Mujeres

Nota de navegación del martes 27 de julio 2021. Dedicada al Círculo de Mujeres Jardín.

Allí estaba yo, congelada en el tiempo y el espacio, sentada en nuestra rueda de intimidad verbal de cada martes, sin poder articular palabra, quieta en la nada, en el vacío del silencio que anuncia el desbordar de las aguas profundas sin nombre ni letra alguna.

Allí estaba yo, contemplando la escena que se iba tejiendo ante mí sin poder intervenir en nada más que en la presencia, como una espectadora en el teatro de la vida. Las imágenes se sucedían, sus rostros me miraban, ellas esperaban lo que no podía llegar. La Otra hablaba sin parar, sin pensar, sólo hablaba y decía, y en su decir se enredaban comentarios inciertos, -voy, me quedo, ahora vengo-, cargados de ausencia. Mientras, las Mujeres, seguían mirándome y esperando algo que no alcanzaba a llegar.

De su mirar empezaron a surgir sus palabras sentidas, que como hilos de plata luminosa, se entrelazaban al compás de su sincero amor. Yo seguía muda, quieta, vacía, llorando en cascada interminable de tristeza.

Ellas, las Mujeres, tejían su amor expresado y en cada palabra y gesto que les surgía, el grupo se sostenía en perfecta armonía. Entre sus miradas y mi silencio, nos fuimos encontrando. Ellas, las Mujeres Jardín, lo sostenían todo con su buenhacer y su bienamar; cada una con su arte de ser y estar presente; y entre los cojines de su amoroso sostén, encontré las palabras para compartir mi dolor.

Si algo pudiera definir lo que allí ocurrió, diría Hermandad en mayúsculas y en femenino, porque la Hermandad de las mujeres, la Sororidad que la llaman, es sagrada, bendecida, amada, humilde, presente, útero y pecho de leche, abrazo, ternura, sostén, y sobre todas las cosas, amante como sólo las mujeres podemos amar.

¡Qué bendición pertenecer a este grupo de Mujeres, las Mujeres Jardín, las que entre silencios, palabras, danzas, risas y llantos, tejemos la inmensa y poderosa red de Amor que se extiende más allá de nuestros corazones, expandiéndose por todos los rincones, recordándonos a nosotras mismas y al mundo entero, que el Amor es lo único que sobrevive a todo, porque es eterno; no tiene fin.

Gracias, gracias, gracias, hermanas queridas de mi corazón. Nos une el vínculo del Amor para siempre y por siempre.

Amor y Servicio.

Firmado: Gardenia

Habitar humano – Libro de Ximena Davila y Humberto Maturana

Me fascina cómo utilizan las palabras estas dos mentes pensantes-actuantes para describir y transcribir sus sentires, sus deducires, su observar lo humano.

Transcribo un breve fragmento del libro “Habitar humano” en donde encontramos seis ensayos relacionados circularmente con la intención de evocar distintos aspectos de nuestros sentires de nuestro habitar biológico-cultural. Para mí es una experiencia sensorial ya que las palabras son utilizadas por Ximena y Humberto de tal forma que vacían la mente de conceptos y preconceptos, ocupándolos de un lenguajear de sentires que juguetean en el inconsciente a ser autoreferenciados  y así despertar al subconsciente hipnotizado de creencias culturales que hemos adoptado como verdades.

Deseo que lo disfrutes.

El origen de lo humano surge en el origen espontáneo de la familia como un modo cercano permanente de convivir en la intimidad del placer y el bien-estar psiquíco-corporal-relacional que hace posible el surgimiento del lenguajear en el hacer cosas juntos como un convivir en coordinaciones recursivas de coordinaciones deshacer consensuales. Al surgir de este modo lo humano, se hace evidente que es el amar la emoción funda la familia ancestral en el sentir íntimo y relacional que genera, conserva y realiza lo humano como un modo de vivir y convivir.

Al surgir el vivir en el lenguajear en el hacer juntos las cosas del vivir cotidiano en el placer de la cercanía del convivir con el surgir de la familia ancestral, surge a la vez el conversar en la intimidad relacional recursiva que entrelaza las coordinaciones de haceres de éste con el fluir del emocionear del convivir que se vive.

(…)

Hay autores que con sus palabras me llenan de conceptos con sus saberes, otros de emociones con sus sentires, otros me elevan con sus oraciones habladas, otros me colman, otras me elevan, otras me cansan,…. Ximena y Humberto me producen un efecto orgánico centrado en el juego de mi intelecto. Su lenguajear libera mi mente de palabras conceptuales y las resignifica en un entretejer que constantemente me sorprende porque siento que yo también formo parte de esa misma creación semántica.

Si te interesa puedes comprar el libro a través de internet porque en España no lo he encontrado todavía. O puedes leerlo en pdf también aunque encontraras una copia privada con fines exclusivamente educacionales. Es el primer libro de la colección Instituto Matríztico JC Sáez Editor.

Quien recibe una idea de mí, recibe instrucción sin disminuir la mía; igual que quién enciende su vela con la mía, recibe luz sin que yo quede a oscuras”  Thomas Jefferson

Saludos cordiales.

De éxtasis y amor en catalán

Paraules d’amor,
senzilles, plenes de veritat,
impregnant la pell de
dolça fragància i tendra passió.

Llavis ardents atents per
absorbir el nèctar de la vida.
Química que celebra la festa dels
sentits desperts, vius, atents.

Sol de llum il·lumina els nostres cossos
amb el foc de l’atracció.
L’estança és càlida.
El fred queda lluny, més enllà del record.

Retorn a l’úter que ens bressola
a ritme d’aigües i tambors que
bateguen melodies de cor.

Contraccions que m’empenyen a seguir,
continuar avançant.
El retorn s’ha esvaït,
només hi ha present.

Segueixo endavant
empesa per l’èxtasi fins que
el cap esclata i
un reconegut univers apareix.

Et miro i et veig. Ets aquí!

Et mantinc unida pell a pell
per imprimir la humanitat
que ens habita.